Descripción blog

Un lugar donde las palabras fluyen como el agua de una fuente,
donde los recuerdos cobran vida,
donde los sueños se hacen realidad.
Bienvenido a mi mundo.
Adela

sábado, 8 de mayo de 2010

Love is tickling the soles of my feet


Un día como otro cualquiera, bañado en cálidos abrazos y sonrisas fugaces. Ella camina con descaro y brillante desparpajo, aparentemente segura de sí misma. La gente la mira, los amigos la saludan al pasar; sabe que es muy querida, aunque últimamente le cuesta creérselo. Camina con un punto fijo en su destino. Conforme se acerca a él, su habitual gesto juvenil y alocado se transforma en el rostro más dulce sobre la faz de esta tierra. Va ligera como una pluma y con las emociones haciéndole cosquillas entre los dedos

A pesar de el sol en lo alto cielo, su día lo cubren negros nubarrones que amenazan con descargar toda su furia sobre el desafortunado que ose acercarse demasiado. Él, habitualmente tan amable y jovial, se detiene apesadumbrado junto a la puerta de la clase tras lo que debería haber sido un pequeño pique entre amigos, pero lamentablemente desembocó en una guerra. A lo lejos, ve abrirse paso (más bien, como le abren paso) a su amiga, tan radiante y alegre como siempre, tanto que sin querer lo irrita. Sus nervios a flor de piel, su cuerpo rígido como una tabla.

-¡Dios mío, pero qué cara traes! ¿Te encuentras bien? -ella rompe el hielo con su sonrisa, disfraz de su terrible angustia y preocupación.
-Sí -se limita a contestar él temiendo saltar de un momento a otro.
Ella sonríe aún más ampliamente, como si quisiera abarcar el mundo entero en esa sonrisa.
-Aaah claro, y tú pretendes que yo me trague eso ¿verdad? Pues... -él la interrumpe antes de que ella acabe su frase.
-Empiezo a pensar que tienes serios problemas de sordera. Ya te dije que estoy bien -la mira una última vez ceñudo antes de desviar su mirada. Sabe que su voz ha sonado demasiado fría y cortante, pero en ese momento no le importa. Además, ella ha insistido con su exasperante entusiasmo.
-Ya veo que sí te pasa algo... -no piensa insistir. Seguramente él ahora la consideraría una pesada y una gran molestia. Quiso añadir algo más, pero la vergüenza había consumido todas sus fuerzas, solo podía huir de allí. Así que eso fue lo que hizo.

Él no puede evitar observar la estela que ella dejaba a su paso. Una estela que no correspondía con su carácter, un rastro melancólico de un andar vagabundo. El sentido de culpabilidad comienza a hacer acto de presencia, pero decide mantener un poco más su orgullo. Total, no cree que sea tan importante.
Ella se va fingiendo, como una mala actriz, que no le importa. Esas emociones que antes le hacían cosquillas en los dedos, ahora no son mas que un corazón roto entre sus manos.

4 comentarios:

javier lee dijo...

cada vez mejor, la proxima que sea con dedicatoria hacia mi eh jaja

Adela dijo...

Valeeeee! La proxima te la dedicoo! (L)
Jajajaj gracias javii :$

Lady Marmalade dijo...

The images on your blog are so inspiring! Great blog!

Adela Durá dijo...

Thank you so much!
I always try to find the best images to represent what I write. Glad you liked it!